Inicio » Liderazgo » Influencia del ambiente laboral en los trabajadores.

Influencia del ambiente laboral en los trabajadores.

Influencia del ambiente laboral en los trabajadores.

El clima laboral es el entorno y ambiente dentro de cual se desarrollan las tareas, actividades y relaciones de trabajo entre los empleados. Está determinado por la cultura organizacional de la institución y de las decisiones tomadas por la dirección de cada compañía en cuanto a los recursos tangibles e intangibles que proporcionarán a su personal. El clima laboral tiene que ver no solo con las condiciones físicas, sino también con la organización, distribución y disposición de los elementos que constituyen el ambiente de trabajo, así como también el establecimiento de políticas y normas laborales. La independencia del empleado, las relaciones laborales, los ambientes físicos, el reconocimiento laboral, la igualdad en el trato y la remuneración salarial justa son algunos de los elementos indispensables que deben cuidarse para una realización eficaz del trabajo y el bienestar del trabajador.

El ambiente laboral y su importancia para realizar un mejor trabajo

En Honduras cada vez son más las empresas que se suman a la lista de instituciones preocupadas por ofrecer un clima laboral positivo y estable a sus elementos humanos, pues tienen la conciencia de que son ellos los activos más importantes para el desarrollo empresarial y económico de la organización. Preocuparse por un clima laboral saludable es fundamental en el rendimiento de los trabajadores, en su nivel de productividad y en el compromiso que adquieran con la empresa; al mismo tiempo que mejora el alcance de las metas financieras que tiene la institución gracias al rendimiento óptimo que causa en sus empleados. No es suficiente con brindar la capacitación necesaria y las herramientas de trabajo al personal para que haga sus tareas, es indispensable lograr que se sienta cómodo y seguro con su medio laboral, con sus compañeros y jefes.

En la actualidad el clima laboral no es un tema que pasa desapercibido dentro de la funcionalidad de las empresas. Los empleados cada vez exigen más buenas condiciones laborales que les permitan desarrollarse profesionalmente como es debido. Un estudio realizado a 3 mil trabajadores expresó que el 54% de estos percibe el clima laboral de sus empresas bajo cierta inestabilidad, pues en ocasiones es bueno y en otras oportunidades no. El 29% de los empleados afirmó que no experimentan un buen clima laboral en sus trabajos, mientras solo un 17% manifestó que el sí se desempeña dentro de un clima laboral favorable. Como se puede observar, la minoría de este estudio es la que goza de pertenecer a una organización en la que el ambiente de trabajo representa un interés relevante, lo cual es preocupante.

Las consecuencias que un mal clima laboral puede traer tanto para los empleados como para la empresa son realmente perjudiciales. Según este mismo estudio, un 5% de los entrevistados expresó sus deseos de renunciar al trabajo debido al insoportable clima laboral que viven en su institución. Como es lógico, esta medida por parte de los empleados como respuesta ante las condiciones en las que trabajan representa pérdidas para la organización; pues si bien es cierto que el trabajador puede sustituirse, se requiere de procesos de entrenamiento y capacitación para el nuevo elemento, en los cuales la empresa tiene que invertir dinero.

Efectos que logra un buen ambiente laboral

El clima laboral positivo genera trabajadores más satisfechos con las condiciones laborales, interesados en hacer bien las actividades y tareas, activos en el aporte de opiniones, se sienten más comprometidos con la empresa y motivados a producir más. Bajo la misma lógica, al sentirse bien con la empresa y el entorno laboral se espera que los empleados eviten conflictos y logren así que el trabajo tenga mejores resultados. Según diagnósticos estadounidenses, al asegurar un buen clima laboral las instituciones garantizan hasta un 30% de beneficios económicos por la producción de los empleados.

Algunos de los efectos que logra un buen clima laboral son:

·         Un sentido de pertenencia con la institución.

·         Buena organización grupal.

·         Excelentes procesos y niveles de comunicación

·         Un intercambio de información más eficiente entre las áreas.

·         Cumplimiento de objetivos y metas de la empresa gracias al interés común de los empleados.

·         Potencialización de la productividad.

·         Beneficia la salud de las personas.

·         Bienestar y buen desenvolvimiento profesional.

·         Facilidad de trabajo en equipo y colaboración mutua entre compañeros.

·         Conducción de la empresa por un buen camino.

·         Impide el estrés y las complicaciones en el trabajo.

Consejos para cuando no existe un buen ambiente laboral

Un mal clima de trabajo debilita el rendimiento del personal, genera actitudes negativas y conduce a la renuncia de los empleados. En algunos países europeos se han presentado casos en los cuales las consecuencias de un mal ambiente labor han sido tan graves hasta el punto de llevar a los trabajadores al suicidio. Este tipo de circunstancias deben ser evitadas y para ello tú, como empleado, debes preocuparte por tu salud y bienestar en el trabajo. Si en tu caso no gozas de un clima laboral favorable para tu desarrollo profesional toma en cuenta las siguientes medidas:

·   Hablar con los elementos humanos que conforman el clima laboral para ver de qué forma se puede mejorar las condiciones de trabajo: en primer lugar con tus jefes y luego con tus compañeros.

·   Mantener una actitud positiva y servir de ejemplo para mejorar las relaciones laborales con los demás.

·    Tener una serie de comportamientos gentiles y practicar valores y normas de convivencia que den paso a mejores relaciones.

·    Arreglar cualquier tipo de conflicto interpersonal en la oficina que puedas tener con algún compañero.

En caso de no ver resultados ante las actitudes anteriores, puedes intentar otras medidas como pedir un traslado si es posible, un cambio de área, de oficina, cubículo o planta, según las distribuciones y posibilidades de la empresa.

Si es un caso drástico y se convierte en una situación insostenible, debe considerarse la renuncia como una solución viable, pues al final de todo tu bienestar personal es lo que más debe importar.

¿Cómo contribuir para tener un buen ambiente laboral?.

·    Suprimir barreras de comunicación en caso de que estas existan.

·    Promover un ambiente participativo, de confianza entre compañeros, tener presente que son un equipo y que persiguen las mismas metas.

·    Colaborar y ser servicial, cuidando el que los demás se aprovechen de ello.

·    Crear un ambiente Evitar situaciones de malos entendidos por murmuraciones, especulaciones, chismes, rivalidades, discriminación, etcétera.

·    Exponer a las altas direcciones o a tus jefes inmediatos qué recursos son los que hacen falta para mejorar el entorno laboral: las exigencias como empleado para la realización del trabajo son un derecho que posees.

·    Plantear de manera respetuosa a las direcciones la necesidad de que se permita a los empleados el crecimiento profesional.

·     Procurar que se te remunere un salario justo y suficiente de acuerdo a tus labores, horarios y esfuerzos laborales.

Fuente: http://www.tecoloco.com.hn/blog/influencia-del-ambiente-laboral-en-los-trabajadores.aspx#ixzz4N45v1Qac


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *