Inicio » Liderazgo » ¿Cómo mantener tu liderazgo en el trabajo?

¿Cómo mantener tu liderazgo en el trabajo?

¿Cómo mantener tu liderazgo en el trabajo?

El verdadero liderazgo es la capacidad de influir en las personas para lograr un mejor resultado en un grupo u organización.

Los líderes más efectivos tienen un fuerte sentido de sí mismos, entienden las cualidades que tienen, el porqué otros quieren seguirlos, y saben ajustar esas cualidades cuando las circunstancias les obligan hacerlo.

Las habilidades del empleado deben ser manejadas con el fin de satisfacer las demandas del lugar de trabajo. Los líderes que aprenden a reconocer estas diferencias entre el estilo del trabajador y sus habilidades, serán más exitosos en la gestión y motivarán a sus empleados para lograr los objetivos organizacionales.

Para ser un buen líder es fundamental delegar con eficacia. Estos son algunos consejos para lograrlo:

 

• Resguarda tiempo para explicar metas y objetivos.

Si todo el personal entiende el objetivo general, desde la administración hasta los ejecutivos de alto rango, y la forma en que su trabajo ayuda a producir el proyecto para un exitoso objetivo final, invertirán más tiempo asistiendo, participarán con mayor eficacia y atenderán puntualmente las necesidades de la organización.

 

Que el personal vote en cómo desea recibir la información.

Ya sea a través del correo electrónico, correo de voz , reuniones, etc. Conoce quién más trabaja con ellos y otras peculiaridades personales para el proyecto. Lo más importante es hacerles saber la mejor manera de acercarse durante todo el proyecto en caso de que necesiten alguna aclaración o más instrucciones. Que el envío de información no se convierta en una fuente de frustración para su equipo.

 

• Establecer plazos específicos.

Utilizar frases como “lo antes posible”, “dentro de pocos días”, “lo necesito en una hora”,  “lo necesito el miércoles por la tarde”; dejan lugar a la ambigüedad. Para el alivio de usted y miembros de su equipo,  establezca plazos específicos que le permitan a su personal gestionar su carga de trabajo. Es igualmente importante que se cumplan los plazos antes de la fecha u horario de cierre para predicar con el ejemplo.

 

• Proporcione una retroalimentación continua para que las correcciones se hagan según avanza el proyecto.

La captura de esos momentos de enseñanza en el camino, fortalecen a su equipo. Cuando se administra correctamente la retroalimentación crea confianza, cooperación, aumenta las habilidades, mejora la confianza entre empleados y su poder personal.

Tenga en cuenta que no todos los gerentes son líderes, pero cada líder es un gerente. Su objetivo no es otro más que hacer felices a todos (o incómodos si no hace su labor).  Necesita entender cómo captar talentos y sacar lo mejor de cada colaborador. Un líder exitoso se centra en el “qué” de lo que se necesita para ser un líder óptimo, y el “cómo” para llegar a la meta. Después de seguir estos principios, usted podrá ver como su esfera de influencia crece y su carrera se dispara gracias a la colaboración en equipo.

 

“No todos los gerentes son líderes, pero cada líder es un gerente”.

 

Fuente: http://www.businessreviewamericalatina.com/liderazgo/305/Cmo-mantener-tu-liderazgo-en-el-trabajo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *